FAQs - Preguntas frecuentes
FAQs - Preguntas frecuentes

Dudas generales

¿Para qué necesito un asesor inmobiliario particular?

Un asesor inmobiliario de GdH le ayudará en la localización y negociación del inmueble que usted desea, ahorrándole tiempo y dinero

¿Quien va ser mi asesor inmobiliario?

Su asesor inmobiliario de GdH será un profesional del sector que velará únicamente por los intereses del cliente.

¿Qué información me aportará mi asesor inmobiliario?

Definitivamente, LA NECESARIA. La información que le aportará su asesor inmobiliario estará plasmada en los informes presentados, en formato de datos generales (ubicación, precio, descripción inmueble, etc), y reporte fotográfico

¿Que clase de productos inmobiliarios puedo solicitar?

Con la experiencia que nos avala dentro del sector inmobiliario tanto a los profesionales de GdH, estamos capacitados para seleccionar inmuebles desde solares hasta edificios completos, pasando por viviendas, naves industriales, oficinas o locales comerciales. Siempre adecuándonos a la finalidad del clientes, compra o alquiler para uso propio, inversión o explotación de un servicio.

¿Cuándo me cobrarán por los servicios prestados?

En GdH queremos demostrar nuestro compromiso con los clientes y sus necesidades, por lo tanto no cobraremos ningún honorario por adelantado, simplemente solicitaremos el 50% de lo acordado en la firma del contrato de arras y el 50% restante en la formalización del contrato de compra-venta / alquiler. Todos nuestros clientes sabrán desde la primera reunión nuestros honorarios en función de las especificaciones del servicio.

¿Que servicios adicionales me pueden ofrecer en GdH?

GdH está capacitada para ofrecer a todos sus clientes servicios en diseño interior, reformas o decoración de todo tipo de inmuebles. Además de contar con servicios de valoraciones, peritaciones y eficiencia energética.

¿A qué precio debo vender mi vivienda?

Cada propiedad tiene un valor de tasación inmobiliario diferente dependiendo del tipo de propiedad, características, zonas, etc. Para vender nuestra propiedad, debemos saber cuál es la valoración de mercado real de venta, dato del que nos podrá informar el agente inmobiliario. Éste deberá decirte si el valor que logra por tu inmueble es superior al de otro parecido por la misma zona o de las mismas características.

¿Puedo vender mi propiedad si la tengo hipotecada?

Si puede vender la vivienda hipotecada, y el día de la firma de la escritura pública el apoderado del banco que concedió la hipoteca recibirá la cantidad pendiente de pagar del préstamo y el resto el vendedor.

¿Qué es el certificado energético?

El certificado de eficiencia energética es un documento oficial redactado por un técnico que califica el inmueble calculando el consumo anual de energía necesario para satisfacer la demanda energética del edificio. Incluyendo la producción de agua caliente, calefacción, iluminación, refrigeración y ventilación.

Durante el proceso se emite un certificado de eficiencia energética y se asigna una etiqueta energética al edificio. La escala de calificación energética varía desde la letra A (edificio más eficiente energéticamente) y la letra G (edificio menos eficiente energéticamente).

¿Qué documentación tengo que aportar para comprar una propiedad?

Si es usted comprador y no va a financiar, solo tendrá que aportar su identificación personal vigente y las cantidades para el pago. Hoy en día, en el mayor número de las ocasiones, se entrega cheque bancario o transferencia del banco de España.

En el caso de financiar su banco le solicitará:
Si es empleado por cuenta ajena: fotocopia del DNI, fotocopia de las 3 últimas nóminas, última declaración de la renta (si la hizo) y vida laboral. Si es empleado por cuenta propia (autónomo): fotocopia del DNI, último trimestre del IVA, última declaración de la renta, facturación y movimientos de cuentas y vida laboral.

¿Por qué debería confiar en GdH Barcelona?

Si por algo se caracteriza GdH Barcelona es por ofrecer a todos sus clientes un servicio realmente personalizado, con un trato familiar y muy cercano, basado en la profesionalidad, en la eficiencia y en la búsqueda constante de la satisfacción de nuestros clientes.

¿Que necesito para pedir una hipoteca?

Al pedir un préstamo hipotecario se inicia un proceso en el que la entidad bancaria va a examinar tu solvencia para decidir si asume o no el riesgo de darte el dinero que estás pidiendo. Para poder hacer esa evaluación de riesgos te pedirá los siguientes documentos:

El NIF o NIE en vigor para acreditar tu identidad.

La vida laboral actualizada (la puedes pedir directamente en la web de la Seguridad Social).

La declaración de IRPF más reciente.

Extracto bancario de los tres últimos meses.

Escrituras o notas simples de las propiedades que tengas, aunque no seas el dueño o dueña del 100 %.

Últimos recibos pagados de los préstamos que tengas pendientes. Esto le ayuda al banco a hacerse una idea del nivel de endeudamiento que tienes y de si eres solvente.

Si vives de alquiler debes presentar el contrato de arrendamiento y los recibos o documentos que acrediten el pago de los últimos meses.

Contrato de arras o contrato de compra-venta de la vivienda que se desea adquirir. En algunos casos también se pide el último recibo del IBI.

Justificantes de otros ingresos o rentas si los hubiera.

¿Qué documentación debo llevar al notario el día de la firma?

Si todo ha ido bien y después de presentar la documentación te han concedido el préstamo, lo único que queda es recoger el acuerdo en escritura pública. La hipoteca se firma siempre ante Notario.

El día de la firma bastará con que lleves tu DNI o NIE para identificarte, pero recuerda que debe estar en vigor. Si está caducado no te servirá.

¿Que gastos o impuestos debo tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda?

  • Pago de Impuestos: En términos generales, la primera entrega en escritura pública por parte de un promotor de una vivienda nueva queda sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido (al tipo reducido del 10% sobre el precio de la compraventa) y al Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (al tipo establecido en cada Comunidad Autónoma y que suele ser entre un 0,5 y 1%, en Madrid un 1%). No obstante lo anterior, para determinados supuestos y situaciones personales del sujeto pasivo, vienen establecidas algunas bonificaciones y exenciones. El tipo reducido del IVA al 10% se aplicará igualmente a la compraventa de hasta dos plazas de garaje por vivienda y anexos en ella situados, que se adquieran conjuntamente en la misma escritura pública. Fuera de éstos casos, la compraventa de plazas de garaje y trasteros adquiridos de manera individualizada, tributarán al tipo general de 21%. Tratándose de una segunda entrega (viviendas usadas) la operación quedaría sujeta al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas (al tipo impositivo establecido en cada Comunidad Autónoma, en Madrid, 7%). En todo caso, la transmisión igualmente quedaría sujeta para el vendedor al Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (Plusvalía Municipal)
  • Gastos de Notaría: Son los honorarios del Notario por el otorgamiento de la escritura de compraventa y se calculan con arreglo a un Arancel fijado por el Gobierno. Tales honorarios varían según el precio de venta reflejado en la escritura.
  • Gastos de Registro: Son los honorarios del Registrador por la inscripción de la compraventa en el Registro de la Propiedad. Al igual que los gastos de Notaría, se calculan con arreglo a un Arancel fijado por el Gobierno y varían según el precio de venta de la finca.
  • Gastos de Gestión o Tramitación: Son los honorarios de la Gestoría por la realización de los trámites posteriores a la firma de la escritura de compra (pago de impuestos, presentación en el Registro para su inscripción, tramitación de plusvalías, alteración de la titularidad de la finca en el Catastro, etc.). En esta partida también pueden incluirse determinados gastos previos a la firma de la escritura, como la verificación registral de la titularidad y estado de cargas de la vivienda.

¿Qué es un contrato de arras penitenciales?

El contrato de arras penitenciales es un contrato mediante el cual el Comprador procede a reservar, durante un plazo establecido, los bienes inmuebles que tiene intención de adquirir, entregando en contraprestación una cantidad determinada como señal. La señal se entrega en concepto de arras penitenciales, las cuales vienen reguladas en el artículo 1454 del Código Civil, que permiten desligarse del contrato celebrado, pudiendo rescindirse unilateralmente por el Comprador, allanándose a perder la cantidad entregad, o por el Vendedor, devolviendo el duplo de la cantidad percibida.

¿Qué es el impuesto de la plusvalía municipal?

Es un impuesto directo, municipal y de establecimiento voluntario por los Ayuntamientos, a quienes corresponde íntegramente su gestión. Grava la obtención del incremento de valor experimentado por los terrenos de naturaleza urbana, puesto de manifiesto en el momento de la transmisión y experimentado a lo largo de un periodo máximo de 20 años. Éste incremento se determina aplicando al valor que tenga el terreno (que generalmente coincidirá con el valor catastral del suelo que venga reflejado en el último recibo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles) un porcentaje fijado en cada caso por los Ayuntamientos, en función del número de años de permanencia del bien inmuebles en el patrimonio del vendedor.

¿Qué es el impuesto sobre bienes inmuebles?

Es un impuesto directo de carácter real, es exigido de forma obligatoria por los municipios y su gestión es compartida por la administración del estado. Su hecho imponible está constituido por la propiedad sobre bienes inmuebles, ya sean rústicos o urbanos, o por la titularidad de determinados derechos reales sobre dichos bienes y grava el valor de los referidos inmuebles, que generalmente coincidirá con el valor catastral que los mismos tengan asignado, sobre el que se aplicará el tipo de gravamen establecido por los Ayuntamientos respectivos, dentro de unos límites de porcentajes mínimos y máximos establecidos por Ley.

Es un impuesto que se devenga anualmente, siendo sujeto pasivo del mismo el propietario que lo sea del inmueble o derecho real, a fecha 1 de enero de cada ejercicio. No obstante, el devengo, en municipios como Madrid, el IBI se pasa al cobro entre el día 1 de octubre y el 30 de noviembre.

Cómo alquilar un piso con éxito

La primera impresión lo es todo

La percepción de los inquilinos lo es todo para alquilar. Lo que que pasaba en el piso de Ana, era que los colores de las paredes eran muy opacos, había unas cuantas bombillas que no funcionaban y los muebles de la sala tenían muchos adornos que marcaban fuertemente su gusto personal. Por ello, recomendamos tener especial atención con nuestra vivienda, para asegurar que todo esté en perfecto estado y también evitar que esté muy “personalizada” a la hora de mostrarlo.

Piensa que tu inmueble estará expuesto en una especie de vitrina. Recuerda que un posible inquilino se visualizará viviendo allí, y mientras más simple sea el espacio, es más fácil para ellos hacerse una idea.

Las mascotas

Los animales son fieles compañeros de los humanos y a la mayoría nos encanta tenerlos en casa; sin embargo, es necesario cuidar mucho de la limpieza cuando los tenemos. Este fue precisamente el caso de Ana, que precisamente tenía un gato en el piso que iba a alquilar. Al entrar al piso habían claras indicaciones que había un animal en casa, dado que se visualizaban pequeñas rasgaduras en el sofá y una caja de arena en la esquina de la cocina. Al reubicar la caja y cubrir el sofá con una funda, le dio un nuevo aspecto al espacio.

El certificado energético

Otra cosa muy importante y que le faltaba demostrar a Ana era el certificado energético. Es un requisito muy importante y que, como propietario, deberías tener actualizado si quieres alquilar. No solo es indispensable y obligatorio por ley, sino que es determinante en el posicionamiento del anuncio del piso en los portales inmobiliarios. Un anuncio con esta información tendrá una mejor calidad y por tanto tendrá una mayor posibilidad de visualización a un público más amplio. En caso no cuentes con éste, en GdH podemos asesorarte para obtenerlo de forma fácil y sin mayor preocupación.

Los gastos y otros documentos

Otras dudas frecuentes son: ¿Tengo la cédula de habitabilidad?, ¿por cuánto tiempo es mejor alquilar?, ¿cuál es la ganancia a recibir?, ¿hasta qué margen estás dispuesto a bajar el precio?, ¿qué tipo de contrato de alquiler se debe hacer? Y por supuesto, los gastos añadidos como: servicios de agua y luz, IBI, comunidad, entre otros.

Para ello, es necesario conversar para revisar tanto los cálculos de gastos que supone un alquiler, lo que deseamos obtener de rentabilidad, como los precios del mercado, para hacer una valoración adecuada. Frecuentemente asesoramos a nuestros clientes para encontrar juntos un precio acorde a las expectativas y al mercado. Asimismo, recomendamos incluir el gasto por un seguro de impagos, según sea el caso.

¿Cuándo me cobrarán por los servicios prestados?

En GdH queremos demostrar nuestro compromiso con los clientes y sus necesidades, por lo tanto no cobraremos ningún honorario por adelantado, simplemente solicitaremos el 50% de lo acordado en la firma del contrato de arras y el 50% restante en la formalización del contrato de compra-venta / alquiler. Todos nuestros clientes sabrán desde la primera reunión nuestros honorarios en función de las especificaciones del servicio.

Todo debe funcionar al 100%

En el caso del piso de Ana faltaban reparar algunos detalles como las bombillas, y uno que otro desperfecto en los grifos. Al hacer el cambio se vio todo mejor. Por ello, antes de poner tu piso a arrendar, debes tener al día todos los elementos dentro de él. Esto incluye que los electrodomésticos y muebles estén en buen estado y funcionamiento.

La limpieza es imprescindible, y en líneas generales, la vivienda debe ser un lugar adecuado para la habitabilidad digna, sin ningún fallo o fuga.

¿Qué impuestos hay que pagar por la venta de una vivienda?

PARA EL VENDEDOR

IRPF

Lo primero que tienes que contemplar como vendedor es el pago del impuesto por ganancias patrimoniales cuando la venta es superior al precio de la compra. Este importe se ha de tributar en la Declaración de la renta del año de la venta del inmueble.

Para calcular el IRPF debes tener en cuenta las imposiciones fiscales, las cuales varían según la ganancia. Este año 2020 es el siguiente:

  • Hasta 6.000 euros, corresponde a un 19%.
  • Entre 6.000 y 50.000 euros, corresponde a un  21%.
  • Superiores a 50.000 euros, corresponde a un 23%.

Sin embargo, hay excepciones a este impuesto, que son en los siguientes casos:

  • Las personas mayores de 65 años que hayan vendido su vivienda habitual.
  • Los menores de 65 años que hayan vendido su vivienda habitual para adquirir otra de la misma índole, teniendo un periodo de dos años para su declaración.

Plusvalía

La plusvalía municipal es un impuesto por terrenos de naturaleza urbana, y se calcula en base al valor catastral del terreno en donde se encuentre ubicada la vivienda. Hay que liquidarlo en el Ayuntamiento, por lo tanto, no tiene nada que ver con el precio neto de la vivienda.

Para calcularlo se debe saber el valor catastral, el cual viene establecido en el recibo del IBI. Al conocer el valor catastral, se aplican algunos porcentajes tomando en cuenta el tiempo durante el cual el propietario haya sido el dueño de la vivienda en venta.

Hay que tener en cuenta que puede haber una excepción del pago de la plusvalía. Para ello, la vivienda tiene que haber sido vendida a pérdida; es decir, cuando el precio de la venta del inmueble haya sido inferior al precio de la compra.

Quizás te interese leer sobre cómo tasar una vivienda.

IBI

El Impuesto Sobre Bienes Inmuebles se trata de uno de los impuestos “directos” que se impone por ser titular de los derechos sobre un bien inmueble. Cada Ayuntamiento gestiona las fechas donde se ha de hacer este pago, pero generalmente, se hace cada 1 de enero.

Ahora bien, ¿quién debe pagar este impuesto?

Aunque el IBI se puede negociar al momento de la venta de un piso o casa, lo más adecuado es que el dueño del inmueble lo deje listo para la venta sin ningún prontuario de deudas antes de hacer cualquier transacción sobre el bien raíz.

En caso de que se trate de una vivienda heredada, el usuario poseedor es quien debería pagar este impuesto.

Para tener una idea, el cálculo del IBI se suele hacer según el valor catastral de la vivienda, a lo que deben sumar una serie de coeficientes, reducciones y un tipo impositivo final que dependerá de cada Ayuntamiento, pero en el caso de Catalunya se ha registrado este año 2020 una bajada del 0,75% al 0.66%.

PARA EL COMPRADOR

IVA e ITP

El cálculo de los impuestos será diferente en caso de una vivienda de obra nueva o de segunda mano.

En el caso de una vivienda de obra nueva, la compra está sujeta a dos impuestos:

IVA (Impuestos sobre el Valor Añadido): en el caso específico de Catalunya, en este año 2020 el IVA de una vivienda de obra nueva corresponde al 10% del valor de la misma.

IAJD (Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados) corresponde al 1,5% del valor de la vivienda en el caso de Catalunya. Este impuesto no debe confundirse con el IAJD de los préstamos hipotecarios que desde junio de 2019 en aplicación de la Ley 5/2019, de 15 de marzo, reguladora de los contratos de crédito inmobiliario, será asumido por la entidad bancaria.

En el caso de las viviendas de segunda mano, se aplica el impuesto ITP (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales) que, en el caso de la región catalana, es de 10%.

Ahora bien, ten en cuenta que tanto el IVA como el IAJD son gastos deducibles en la compra de una vivienda, así que recomendamos siempre la asesoría de un gestor inmobiliario.

Lo más aconsejable para estar al día con la variación de porcentajes específicos a la Comunidad Autónoma de Catalunya, es revisar la página web del Ajuntament de Barcelona. Recuerda que la variación dependerá del calendario tributario y fiscal en relación con la fecha de la compraventa.

¿ Y qué pasa cuando se vende un inmueble de herencia?

En estos casos, la venta es considerada como una ganancia patrimonial y la persona (o personas) que reciban la herencia deben pagar el Impuesto sobre sucesiones y donaciones (ISD).

Puede suponer un tipo aplicable de 7% hasta el 32% en base al valor de la herencia.

Este impuesto debe tributar como parte de la renta del año en que el piso o casa haya sido heredado.